Becas

Don’t mess with Texas® Concurso de Becas 2021

En el 2021, los estudiantes a quienes les interesa mantener a Texas libre de basura enfrentaron desafíos sin precedentes. En un año viviendo con una pandemia y clases virtuales, el recoger basura era lo último en la mente de muchas personas. Sin embargo, tres estudiantes de último año de secundaria no dejaron que esos retos les impidieran mantener limpio a Texas. Debido a su dedicación, estos tres estudiantes con destino a la universidad han recibido las becas anuales de Don’t mess with Texas.  Lee sus historias.

 

Rosie Bui, Galveston TX, Ganadora de $5,000

Al crecer en la isla de Galveston, Rosie vio el impacto que la basura tenía en el Golfo y las playas. Recuerda ir de pesca con su padre y ver bolsas de plástico, botellas y anillos flotando a lo largo de la superficie del agua donde deberían haber estado los peces. En la escuela secundaria notó que sus compañeros de clase tiraban botellas de plástico en vez de reciclarlas. Es probable que estas botellas terminen en las aguas del golfo. Cuando se unió a la Sociedad Nacional de Honor en Ball High School y tomó el rol de presidenta de reciclaje, decidió hacer algo al respecto.

En su tercer año, Rosie se encargó de que se colocaran  contenedores de reciclaje en cada salón de clases. Cada jueves, Rosie organizaba un grupo de miembros de la Sociedad Nacional de Honor para recolectar las botellas de plástico de estos contenedores para que pudieran llevarse al centro de reciclaje. Este grupo de 120 estudiantes recolectó aproximadamente 300 botellas de plástico.

Además de sus esfuerzos en Ball High School, Rosie también ayudó a implementar un programa de reciclaje en toda la comunidad. A través de este esfuerzo, los estudiantes alentaron a los padres y otros miembros de la comunidad a apartar botellas de plástico, bolsas de plástico, cartón y otros artículos reciclables para que los estudiantes pudieran recogerlos todos los sábados. Cada semana, Rosie y su grupo de estudiantes anti basura recogían aproximadamente 100 bolsas de basura reciclable. Como presidenta de la Sociedad Nacional de Honor en 2021, ordenó 10 horas de actividades de reciclaje para todos los miembros de la Sociedad de Honor.

En la universidad, Rosie planea seguir estudiando y cuidando el medio ambiente. Se especializará en bioquímica con una especialización en sostenibilidad en la Universidad de Pennsylvania. Galveston esta orgullosa de esta texana anti basura que les recuerda a todos que Don’t mess with Texas también significa reciclar cuando sea posible.

 

Omar Garcia, El Paso TX, Ganador de $2,000

Omar asiste a Mission Early College High School en El Paso. Él empezó a darse cuenta de que a lo largo de la carretera, los conductores tiraban basura por la ventana de sus autos. Los desagües llevaban esa basura a su escuela. Lo peor de todo es que sus compañeros del colegio estaban siguiendo el ejemplo de los conductores y ellos también arrojaban sus botellas de agua y bolsas de papas fritas al paisaje desértico en lugar de tirar en basureros o botes de reciclaje. Como miembro del equipo de producción de videos de su escuela, a Omar se le ocurrió una idea creativa para solucionar el problema.

Omar reclutó a otros seis estudiantes para que lo ayudaran a crear una serie de videos sobre cómo tirar basura daña el medio ambiente. Estos videos se reprodujeron en las áreas de alto tráfico de Mission Early College High School, incluso en el lobby principal y la cafetería.

Omar planea continuar con su talento de crear videos en El Paso Community College, donde se especializará en Teledifusión. Utilizando la tecnología y los recursos a su disposición, ideó una solución creativa al problema de la basura en su escuela. El enfoque innovador de Omar representa el verdadero espíritu de Don’t mess with Texas.

https://www.youtube.com/watch?v=TTCtbvCYJ4c&ab_channel=MECHSNEWS

https://www.youtube.com/watch?v=_B_bxS4UnAs&ab_channel=MECHSNEWS

https://www.youtube.com/watch?v=bBsWJxF_7Kg&ab_channel=MECHSNEWS

 

Olivia Horner, Panhandle TX, Ganadora de $2,000

Viniendo de la pequeña ciudad de Panhandle, Texas, Olivia rara vez había observado el problema de basura y escombros que tenían muchos vecindarios menos afortunados. Se dio cuenta del problema cuando visitó la cercana ciudad de Amarillo para participar en un evento de limpieza de la ciudad. Olivia quedó impactada por la basura y los escombros que vio en un vecindario llamado North Heights. Después de hablar con miembros de ese vecindario, se dio cuenta de que necesitaban ayuda.

Cuando regresó a Panhandle, Olivia consiguió un camión, un remolque y todos los voluntarios que pudo reunir. Olivia y el grupo pasaron el día en Amarillo haciendo viajes desde el vecindario de North Heights hasta el vertedero de la ciudad con bolsas de basura, así como colchones, llantas para muebles y madera. Durante ocho horas, Olivia y los voluntarios transportaron 3,540 libras de basura al vertedero de la ciudad de Amarillo. Desde el inicio del proyecto, Olivia ha ayudado a eliminar un total de 78,562 libras del vecindario de North Heights.

El amor de Olivia por sus vecinos y su deseo de que cada texano pueda vivir en un ambiente limpio la convierte en una verdadera estrella de Don’t mess with Texas. Olivia seguirá mostrando su generosidad y compasión en el campus de la Universidad Texas A&M, donde se especializará en negocios.

Compartir